|

¿Porque las ventas cuestan tanto?

¿Por qué vender nos resulta tan incómodo?

En todas las ediciones de Incubadora CON VALORES nos hemos dado cuenta lo mucho que les cuesta a nuestros emprendedorxs ponerse (y exponerse ) a vender.  Una labor tan primordial para quien emprende se convierte en un trabajo complicado y desagradable.

Tenemos una visión de quien vende algo distorsionada por movidos culturales que vienen de hace muchos años atrás. Nos imaginamos a esa persona vendedora agresiva con sonrisa fingida que intenta venderte un producto que no te interesa.

Pero esto no es tanto la realidad. El mundo de las ventas ha cambiado mucho y aquí queremos contarte una parte, no sin antes explicarte por qué nos cuesta tanto vender y así poder entendernos mejor.

Las ventas son un juego donde intervienen factores psicológicos y estratégicos. Las barreras psicológicas no son la realidad, son algo que nos ponemos nosotrxs en nuestra cabeza y que no nos hace avanzar.

¿Por qué crees que las ventas tienen tan mala fama? Aquí te lo explicamos:

  1. El miedo al rechazo es superior a nosotrxs. A nadie le gusta ser rechazadx, pero tenemos que saber que es parte del proceso y admitir que muchas veces lo vamos a recibir. No nos conviene tomarlo personal, cuanto antes aceptemos que es parte del proceso antes podremos mejorar nuestras ventas. El miedo al rechazo es un miedo irracional y entenderlo de esta manera puede ayudarte a no sentir angustia antes de realizar esa llamada.
  2. Otra de las grandes dificultades y limitaciones  está en la relación que tenemos con el acto de la venta. Pensamos que es    demasiado arremetedor y que hay que hacerlo sin miramientos. Pero, como decíamos antes, el mundo de las ventas ha        cambiado y se puede hacer de manera diferente.

Te proponemos unas preguntas para reflexionar sobre qué piensas y sientes con respecto a las ventas.

    • ¿Qué significa para ti vender?
    • ¿Qué se decía en tu familia cuando se hablaba de vender?
    • ¿Qué sientes cuando mencionas la palabra ventas?
    • ¿Cómo te sientes en el momento que realizas una venta? ¿Cómo te sientes antes? ¿Cómo te sientes después?
    • ¿Qué experiencias tienes vendiendo?
    • ¿A qué tipo de ventas te expongo?
    • ¿Con que situación te sientes más cómodo?
    • ¿Con cuál te sientes menos cómodo?

 

3. Nuestras creencias limitantes, los pensamientos o sentimientos que tenemos con respecto a la venta, no nos                                 dejan avanzar. Los creamos en nuestra mente y viven en el subconsciente a través de experiencias o vivencias. Lo que                 opinas y cómo te sientes con las ventas es la manifestación de tus creencias.

Aunque no tenga nada que ver con las ventas aquí tienes un claro ejemplo de cómo nuestras creencias limitantes se forman         y el poder que tienen en nuestros actos diarios en el futuro.

https://www.youtube.com/watch?v=neVg_uiqeuw

 

Si no cambias tus creencias es probable que ninguna formación ayude a vender.

 

¿Cómo cambiamos nuestras creencias limitantes en creencias potenciadores?

    1. Detecta y observa tus creencias, observa la forma en la que te expresas, frases como:
      • No es una buena época para emprender
      • Quien tiene éxito tiene suerte
      • Vender es engañar
      • Hay vendedores natos
      • No sirvo para vender
    1. Cambiar la creencia limitante por una potenciadora
      • Escoge una creencia negativa limitante. Reflexiona si es una creencia que has recibido de tu familia o es tuya propia.
        • No se me da bien vender
      • ¿Cuál es la creencia opuesta positiva que quieres incorporar?
        • Aprendo técnicas de venta para vender mejor.
      • ¿Cómo puede mejorar tu vida si aplicas la creencia positiva?
      • Date unos minutos para visualizar (con todo detalle) esas mejoras cuando apliques esa creencia positiva
      • Escríbelas en un papel
    2. Ahora toca consolidar la creencia positiva, nuestro cerebro está entrenado durante muchos años a creer lo negativo y ahora toca desaprender para volver a aprender y eso requiere tiempo y repetición.
      • Escribe la creencia positiva (Aprendo técnicas de venta para vender mejor)
      • Busca afirmaciones positivas de venta
      • Repítelas cada día frente al espejo.
      • No olvides sonreír y poner una postura de empoderamiento mientras lo haces. Nuestro cuerpo y nuestra mente están mucho más conectados de lo que crees y tu postura ayuda mucho a que se integra la nueva creencia.

Se puede aprender a vender y tener una mejor relación con la venta, sólo es cuestión de trabajarlo.

En la asociación CON VALORES tenemos cada vez más en cuenta lo importante que es empoderar emocional y psicológicamente a una persona emprendedora para poder crear su propio medio de vida y tenga éxito

¿QUÉ CREENCIAS PIENSAS QUE ESTÁN LIMITANDO TU VIDA?

Cuéntanoslo en los comentarios.

 

¡SUSCRÍBETE!
He leído y acepto la Política de Privacidad
¡ENTÉRATE DE TODAS LAS NOVEDADES!
Apúntate a nuestra newsletter y entérate de todas las novedades sobre Incubadora CON VALORES. Eventos y noticias... te lo contamos todo por email.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *